Peeling

Peeling

Consiste en la eliminación de las capas más superficiales de la piel, mediante agentes químicos a base de ácido tricloroacético u otros que se aplican sobre la piel. Estimula la retracción de las capas profundas y elimina arrugas superficiales, manchas o cicatrices, dando al paciente, un aspecto de piel tersa y juvenil. El tratamiento se realiza en la consulta del médico, sin necesidad de anestesia. Tiene una duración de 30 minutos aproximadamente. Posterior al peeling, el paciente, debe protegerse del sol con factor solar varias veces al día y usar una crema especial para mantener la piel hidratada.